Saltar al contenido

CEREZAS

El cerezo en floración y su fruta, la cereza, dan color y alegría a la primavera. En Europa se consumen las cerezas desde el tiempo de los griegos y los romanos. Pertenecen a Europa central y meridional, pero su cultivo se ha extendido a regiones templadas y frías de todo el mundo.

  • COMPOSICIÓN Y PROPIEDADES

La cereza es una fruta de sabor muy agradable cuya composición no contiene ningún nutriente en especial, pero los contiene todos en cantidades pequeñas. Contiene pequeñas cantidades de vitaminas A, B, C y E , así como oligoelementos (calcio, fósforo, hierro, sodio, manganeso, cinc y cobre. y potasio, que es el más abundante).

Además la cereza contiene otras cantidades pequeñas de de otros componentes no nutritivos:

-Ácidos orgánicos: actúan como estimulantes de las glándulas digestivas y como depurativos de la sangre.

-Fibra vegetal: es de tipo soluble, formada en mayor parte por pectina. Con 100 gramos de cerezas se obtiene el 10 % de la CDR (cantidad diaria recomendada) de fibra vegetal. Por eso tiene efecto laxante e hipolipemiante (disminuye el colesterol).

-Flavonoides: estos le dan a las cerezas propiedades diuréticas, antioxidantes y anticancerígenas.

-Ácido salicílico: es el precursor natural de la aspirina, que actúa con acció antiinflamatoria y antirreumática. Está presente en una cantidad muy pequeña, pero suficiente para hacer notar sus efectos.

  • Las cerezas se recomiendan en los siguientes casos:

-Sobrepeso: el efecto diurético y depurativo de las cerezas, además de su escasez de sodio y grasas, potencia su acción adelgazante. Además 100 gramos solo aportan 72 kcal y el hecho de tenerlas que comer una a una , resulta muy efectivo en casos de sobrepeso.

-Curas depurativas: un día de cura de cerezas puede resultar muy favorables para eliminar desechos y toxinas.

A los diabeticos no se les recomienda hacer curas de cerezas, al igual que de otras frutas, excepto bajo control médico.

– Afecciones crónicas: se recomienda tomar abundantes cantidades de esta fruta para mejorar casos de enfermedades crónicas como artritismo, gota, reumatismo, arterioesclerosis, estreñimiento crónico, hepatopatías crónicas, insuficiencia cardiaca, procesos infecciones y afecciones cancerosas.