Saltar al contenido

Descubre los beneficios del consumo de eucalipto

Existen más de setecientos especies del género Eucalyptus, la más usada desde el punto de vista terapéutico es la de Eucalyptus globulus.

El efecto antinflamatorio del eucalipto reduce los síntomas del asma grave, dejando a los pacientes reducir la dosis de corticosteroides en un treinta y seis por ciento.

El aceite esencial del eucalipto (uno con cinco a tres,5 por ciento ), rico en cineol y eucaliptol, es uno de los más empleados por la aromaterapia debido a su acción aséptica con especificidad para las vías respiratorias.

Propiedades primordiales

Eucalipto está indicado para el tratamiento de las afecciones de las vías respiratorias (pulmones, oído, nariz y garganta), como constipados, gripe, bronquitis, inflamaciones orofaríngeas, otitis, rinitis, sinusitis y tos productiva. Su efecto mucolítico y expectorante facilita la salida de las secreciones y la acción aséptica ayuda a quitar las bacterias y los virus que ocasionan las infecciones. Para empleo externo, es útil para colocar la piel en el caso de infecciones cutáneas y puede añadirse al aceite esencial del árbol del té y a la pomada de caléndula.

Administración

Aceite esencial: se aconsejan entre 3 y 5 gotas por cada cincuenta ml de suero fisiológico (en spray) o bien entre diez y veinte gotas en 1L de agua hirviendo (inhalaciones húmedas). Este género de aplicación de eucalipto genera un efecto terapéutico único: logra una acción local directa en zonas de realmente difícil acceso para cualquier otra forma de administración (senos perinasales, oído medio, bronquiolos o bien alveolos pulmonares).

Té: tres g por taza, un par de veces al día.

Jarabe: dos cucharadas, dos a cuatro veces al día

Comprimidos: doscientos mg tres veces al día.

Cautelas

No aplicar el aceite esencial en epilépticos, embarazadas, lactantes y pequeños de hasta un par de años de edad.

Remedios caseros

Té de la gripe: Ponga 5 cucharadas de eucalipto y tila en un litro de agua, y deja quince minutos en infusión. Finalmente deja enfriar un poco, cuela y une el jugo de limón y 2 cucharadas de sopa de miel.

Divide en 3 tomas al a lo largo del día, ya antes de comer.