Saltar al contenido

La importancia de comer bien

Hay estudios que corroboran que la falta de sueño se relacionada con el sobrepeso.

“Incrementar las horas de sueño entre aquellas personas que duermen menos de siete horas cada noche puede representar un método novedoso de evitar la obesidad”, señalaron los autores del estudio, elaborado por la Universidad de Cleveland y publicado en el “American Journal of Epidemiology”.

Los investigadores dicen que la calidad y cantidad de sueños, ambos pueden influenciar en su actividad hormonal ligada a la ansiedad en el apetito.

Actualmente existe una teoría que esta cobrando fuerza en donde se reconoce que el dormir bien y la interrupción del sueño, influye en nuestro peso.
Cuando uno no duerme bien produce niveles de leptina, lo que significa que se sienten satisfechos en su alimentación, mientra que la falta de sueño (insomnio) hacen que el nivel de la grelina aumenten y estimula la ansiedad de comer algo y nos abre el apetito.También hay estudios en la Universidad de Chicago, indican que las personas que duermen menos pesan más.Lo recomendable es dormir ocho horas diarias en forma ordenada, a la misma hora y sin interrupciones, esto hace que nuestros niveles de hormonas se mantengan equilibradas y a su vez el funcionamiento del apetito.

Alimentos que ayudan a dormir bien

1. Bananas
Contiene melatonina y serotonina, además son ricas en magnesio, un relajante muscular.

2. Avena
Es una de las mejores fuentes de melatonina, y por ser rica en hidratos de carbono, ayuda a liberar serotonina.
3. Miel
Agregá una cucharada de miel a tu taza de leche caliente o de té. El azúcar es estimulante, pero un poco de glucosa alcanza para indicarle al cerebro que disminuya la función de la orexina, un neurotransmisor directamente relacionado con la vigilia.

4. Leche caliente
Contiene triptofano, un aminoácido esencial, necesario para la formación de melatonina y serotonina, dos neurotransmisores que participan del ciclo del sueño.

5. Pollo
Otro alimento rico en triptofano. Para incorporar una buena cantidad, combiná una porción de carne de pollo con una rodaja de pan integral a mitad del día. Vas a dormir como un bebé por la noche.

6. Papa
Contiene hidratos de carbono, que estimulan la secreción de insulina, hormona que aumenta la disposición del triptofano para formar serotonina.

7. Semillas de lino
Además de ser ricas en triptofano, las semillas de lino contienen ácidos grasos omega 3, que ayudan a levantar el ánimo. Agregá dos cucharadas a tus cereales o ensaladas, y vas a ir a la cama de buen humor.

8. Almendras
Poseen buenas cantidades de triptofano y de magnesio, ambas sustancias capaces de inducir el sueño.

9. Pan integral
Rico en vitaminas B1 y B6. Con miel, ayuda a que el triptofano llegue al cerebro, donde se convierte en serotonina y permite descansar mejor.

10. Té de manzanilla
Entre las infusiones relajantes, la manzanilla es la preferida para ayudar a conciliar el sueño. Al igual que el tilo y la melisa, tiene un efecto sedante.

Triptófano

El triptófano es un aminoácido esencial, es decir, que sólo se obtiene a través de la alimentación. Abunda en los huevos, la leche, los cereales integrales, el chocolate, la avena, los dátiles, las semillas de sésamo, los garbanzos, las pipas de girasol, las pipas de calabaza, los cacahuetes, los platanos, la calabaza y la espirulina. Las personas que no ingieren estos alimentos tienen mayor riesgo de deficiencia de triptófano así como aquellas personas sometidas a altos niveles de estrés. Para un buen metabolismo del triptófano se requieren niveles adecuados de vitamina B6 y de magnesio.

Como nutricionista os puedo decir que muchos de mis pacientes con problemas de sobrepeso u obesidad coinciden en una alteración en el sueño, ya sea por el horario de su trabajo o lo más común que suele ser por estrés, ansiedad o depresión.