Saltar al contenido

LA SANDÍA

Ya queda poco para dejar atrás la primavera, pronto estaremos en verano y debemos estar preparados para afrontar las latas temperaturas. Así que es un buen momento para hablar sobre una deliciosa y refrescante fruta, la sandía. Cuando el calor aprieta, resulta muy apetecible una jugosa tajada de sandía.

La sandía, al igual que el melón lleva calmando la sed del ser humano desde hace varios milenios. Egipto y los países mediterráneos siguen siendo los principales productores de esta fruta. Aunque su cultivo se extendió también a zonas tropicales y subtropicales del continente americano.

  • COMPOSICIÓN

Su porcentaje de agua es muy elevado, 91,5 %. Además contiene muy pocas calorías, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento. Aproximadamente 100 gramos de sandía contienen 23 kcal. Con respecto a los hidratos de carbono contiene un 6.68 %.

Contiene vitamina C, folatos, hierro , potasio y fibra. También provitamina A, vitamina B1 y B6.

  • PROPIEDADES

Las propiedades de la sandía son las siguientes:

-Hidratante.

-Remineralizante.

-Alcanilizante.

-Diurética.

-Laxante suave.

Está indicada principalmente en las dolencias de los riñones y de las vías urinarias. Además también ayuda a depurar la sangre y eliminar toxinas.

Los diabéticos toleran muy bien la sandía , ya que su contenido en azúcares es bastante bajo.